Coaching con Fábulas de convivencia



 


¿QUIÉNES SOMOS?

Coaching con Pensamiento Reversible

 

 

¿Qué es el pensamiento reversible?

 

 El pensamiento reversible es una manera de pensar flexible,de ida y vuelta que no busca quien tiene razón sino que procura localizar más de dos vías de acción en cada situación.
- Es una manera integral de pensar, que percibe polos opuestos en cada situación, y busca pasar de uno a otro con facilidad.

 Es la posibilidad de pensar los dos polos a la vez: un aspecto de una cuestión y también su opuesto,de modo que queda entre ellos una cantidad importante de opciones

 

 

¿Por qué se llama reversible?

 

Le he llamado pensamiento reversible porque, al igual que un saco reversible se puede usar con comodidad en sus dos lados.

 

 

 

 

La imagen anterior nos hace dar cuenta de que “existen” dos lados y que uno se puede sentir cómodo en cualquiera de ellos.

 Al encontrarle ventajas a uno y otro modo,habilitamos mentalmente ambas opciones.

 

¿Cómo pensamos habitualmente? El pensamiento polar

 

Aunque la realidad es una sola, nosotros no podemos percibirla en un TODO tal cual es. En cuanto percibimos algo, lo cargamos de significado, lo juzgamos: es adecuado inadecuado, lindo o feo, mío o ajeno, etc.

 

Nosotros percibimos en cada cosa y en cada comportamiento dos aspectos, y en general los definimos como opuestos.

 

- Este tipo es muy lento para trabajar…

(Yo soy eficaz y veloz… él es lento)

- ¡No seas tan formal y sentémonos a conversar!!
          (Yo soy flexible…él es serio y formal)

En cuanto vemos y juzgamos algo o alguien, nos encontramos con nuestro pensamiento polar (o bipolar).

 

          Esto no tiene nada de malo, nuestra mente funciona así sin darnos cuenta. El problema es que nos creemos esos juicios de valor como si fueran la única verdad.

 

El pensamiento polar es taxativo:

  • Lo blanco es blanco, lo negro es negro.
  • Por lo tanto lo negro no es blanco y lo blanco no es negro

 


Y por lo tanto…

 

  • Si lo blanco es lo adecuado, lo negro será incorrecto.
  • Si lo negro es lo bueno, lo blanco será malo.

 

          Si llevamos esto a las relaciones de trabajo, suponemos que:

  • Si yo estoy en lo correcto, tú estás equivocado
  • Si tú estás en lo correcto, yo estaré equivocado 

 

 

 

Cada vez que opinamos, estamos pensando polarmente, por lo tanto nos ubicamos en el mismo polo o en el opuesto. Si me percibo “en el mismo lado”  lo apruebo y si lo percibo “en la vereda de enfrente” lo rechazo.

 

 

 

 

 

Dos extremos de lo mismo

 

Estos polos en conflicto son, en realidad, los dos extremos de lo mismo. No tenemos que elegir entre ellos dos. Sino buscar la manera de aceptar e integrar los dos polos.

 

 

La diferencia entre ambos consiste en diversos grados.

 

Por ejemplo: el calor y el frío son percibidos como opuestos, cuando en realidad son sólo diferentes grados de temperatura. En un termómetro es imposible discernir dónde empieza el calor y dónde termina el frío. Y lo más interesante es que lo que es calor para mi, puede no serlo para otra persona.

 

          El pensamiento polar nos aleja del eje que une a un polo con el otro. Descubrir ese eje es la clave para encontrar los grados intermedios entre un polo y otro.

 

          El eje que une los polos ya no es un comportamiento, sino una cualidad o abstracción (como la temperatura). Contiene en sí, tanto el aspecto positivo como el negativo.

 

 

El pensamiento polar nos deja sin opciones

 

Imagina una “escala cromática”, como la que se ve aquí debajo. Si yo doy por sentado que el BLANCO es bueno y el NEGRO es malo,… ¿Cuántos cuadritos tengo que anular, para quedarme sólo con los buenos? 

 

 

         


La respuesta es “Todos menos el blanco”. Ya que sólo el primer cuadrado es blanco puro, los demás tienen negro.

 

          Llevemos este concepto al trabajo de equipo:

- Si yo considero mi comportamiento como bueno, y el opuesto como malo, me será difícil, casi imposible encontrar comportamientos intermedios.

 

     Muchas personas pasan su vida en una eterna pulseada con los demás. Convencidos de que tiene razón y ciegos a otras opciones. Cuando nos polarizamos buscamos el consenso como una manera de “estar de acuerdo”. Y esto se transforma en un conflicto cuando pretendemos cambiar al otro.

 


El pensamiento reversible

 

Si el pensamiento polar nos deja estancados, polarizados y detenidos,

el pensamiento reversible nos pone en movimiento.

Nos hace pasar con comodidad de un polo al otro

abriendo las opciones que estaban fuera de nuestra vista.

 

Entrenar el pensamiento reversible permite:

  • Ver los defectos y a la vez los talentos
  • Ver la ventaja y a la vez la desventaja
  • Ver el logro y también el riesgo

 

  • Es darse cuenta que si me especializo en una habilidad, me desentreno/olvido/desprecio la contraria

 

  • Es darse cuenta que cuando me identifico con una cualidad, me alejo de los que no la tienen.

 

             

La polaridad y la reversibilidad en la vida cotidiana

 

          Tener dos polos no siempre implica conflicto.

Nosotros sabemos que existen partículas positivas y negativas (protones y electrones). Si prestamos atención podremos darnos cuenta de que todo tiene cargas positivas y negativas, o de otra manera, que tiene dualidad. Y lo que sucede a niveles de electricidad es la constante en el universo: existen dos poderes opuestos que se apoyan mutuamente. Su interacción se llama “Ley de la polaridad

Esta ley actúa de manera simple, por ejemplo nuestras reacciones involuntarias siempre unifican la polaridad para obtener mejores resultados.

- Si vas a correr hacia adelante, tu cuerpo se echa primero hacia atrás.
- Si saltas hacia arriba, tu cuerpo toma el impulso yendo primero hacia abajo.
- Cuando lloras mucho, terminas riendo. Cuando ríes mucho acabas llorando.
- Si te duchas con agua fría saldrás con calor, pero un baño con agua muy caliente te produce frío.

- Los científicos han explorado el espacio exterior y, a raíz de esos descubrimientos se les han revelado misterios de nuestro propio planeta. Por otro lado hay hombres sabios que, buscando dentro de sí mismos han podido percibir el universo entero.

Hay un dicho popular que afirma: “Los que se pelean, se quieren”. La ley de Polaridad está ligada a aprender de los contrastes. Oscilamos de un extremo al otro. Cuando nos polarizamos totalmente en un solo lado, la vida nos lanza hacia el extremo opuesto. Por ejemplo: sabremos qué es la luz únicamente si antes hemos visto oscuridad. Valoramos cosas si las hemos perdido.

          Como ves existen polos opuestos en equilibrio. Nuestro objetivo es aprovechar la oportunidad del conflicto para aprender de la polaridad

 

"La dualidad de energías contrapuestas

es la base de la construcción y actividad de toda cosa"

Aceptado esto, busquemos acercarnos al camino del medio. Éste no implica que las diferencias desaparezcan. Sino que implica el poder pasar con comodidad y con mayor frecuencia de un polo a otro, generando lo que se llama REVERSIBILIDAD. Lo encontrarás hasta en los detalles. Por ejemplo, es un secreto de la cocina que se agrega una pizca de azúcar a los platos salados y una pizca de sal a los platos dulces.

 

Un poco de teoría

 

Según la teoría junguiana, para comprender la realidad del mundo, la psique entiende todas las formas de vida como una lucha entre fuerzas antagónicas que generan tensiones, las cuales, al resolverse, producen un desarrollo en el individuo

Progoff

 

Jung estaba convencido, así mismo, que la psique es un sistema autorregulado que se esfuerza constantemente por mantener el equilibrio entre tendencias opuestas. De esta manera, cuando se produce una polaridad o unilateralidad en el reino consciente de un individuo, su inconsciente reacciona de inmediato en sueños, o fantasías, intentando corregir el desequilibrio que se está produciendo

Jung

La conciencia humana divide la unidad en dos polos que se complementan (compensan) mutuamente y, por lo tanto, para existir, necesitan el uno del otro. La polaridad trae consigo la incapacidad de contemplar simultáneamente los dos aspectos de una unidad, y nos obliga a hacerlo sucesivamente,  con lo cual surgen los fenómenos de ritmo, el tiempo y el espacio. Para describir la unidad, la conciencia basada en la polaridad, tiene que servirse de una paradoja. La ventaja que nos brinda la polaridad es la facultad de discernimiento, la cual no es posible sin polaridad. La meta y afán de una conciencia polar es superar su condición de incompleta, determinada por el tiempo, y volver a estar completa, es decir, sana.

                                   "La Enfermedad como camino". (Rudhiger-Dalke).

 

Los cinco pasos del coaching con Pensamiento Reversible:

 

 

Paso 1: Discernir los polos opuestos

 

A partir del problema que selecciona el consultante, el coach lo escucha e indaga con miras a comprenderlo desde su perspectiva. Luego le facilita el diferenciar dos opciones que perciba como opuestas.
 

 

Paso 2: Definir cada polo, distinguiéndolo del otro

 

El coach le ayuda a trazar bien el límite entre una opción y otra, entre un polo y otro, dejando claro cómo lo siente, lo piensa y lo actúa el consultante.

 

 

Paso 3: Descubrir los talentos y defectos de cada polo

 

Para poder integrar estas dos opciones, para no vivirlas como estados puros, al 100%... cada polo tiene que ofrecer ventajas y desventajas. Si un polo se percibe como “ideal” o “entero”, no podrá complementarse con el opuesto.

 

 

Paso 4: Encontrar nuevas opciones: A. Graduando,  B. En otro eje

 

Es el momento de ampliar el observador y generar nuevas posibilidades de acción. Se abren dos vías:

 

A. Graduar: se logra agregando una gota de un polo al otro, buscando grises, dosificando

 

B. En otro eje: hallando el eje que une los dos polos, se pueden ver otros ejes que cruzan el mismo conflicto

 

 

Paso 5: Profundizar los recursos internos con las “Fábulas de convivencia”

Las fábulas, al trabajar metafóricamente, permiten que el consultante perciba cada polo como un recurso interno, una subpersonalidad a la que puede consultar y matizar con otras partes. Como vimos en el ejemplo de Mariano, entender qué necesita y desea cada parte es la clave para vivir íntegro.

 

 

 

 

 

 

Paso 1: Discernir los polos opuestos

La narrativa del consultante

 

Todo comienza con una dificultad. La gente suele percibir sus situaciones emocionales como un enredo, una confusión. 

 

 

 

Cuando las personas encuentran sus dos partes en conflicto, en general consideran a una de esas partes como “buena” y la otra “mala”. La mayoría de las personas desean “matar” una de las partes. 

  

Luego es momento de transformar esas dos partes en cuatro, como una célula al subdividirse. Cada una de ellas nos va a mostrar el “otro lado”.  Es decir,  que la parte “buena” tiene algunos defectos. Y la parte “mala” tiene algunas ventajas. 

 

 Conflicto es choque

 

 

La palabra CONFLICTO viene del latín cum (con) y fligere (golpear). Por lo tanto, conflicto es un “choque o combate entre partes”.

 

Las personas expresan todo tipo de conflictos:

 

  • No puedo integrar lo que pienso con lo que siento
  • No puedo concretar lo que planifico
  • Trato mal a las personas con las que trabajo
  • Tengo muchos deseos pero no hago nada por ellos
  • Postergo a mi familia o a mis amigos
  • Repito patrones viejos de mi infancia o de mis padres
  • No llego a sentirme firme
  • Tengo poca conciencia de lo que necesito

 

En todos ellos, como ves, les queda poco claro qué hacer, por dónde empezar, qué pueden hacer diferente de lo que ya han hecho.

 POR EJEMPLO

QUIERO DEJAR EL CIGARRILLO

HAY UNA PARTE QUE QUIERE DEJAR EL CIGRILLO
Y OTRA PARTE QUE NO QUIERE

Descubrir las dos partes que pelean dentro produce un pequeño alivio,  fundamente porque se sale de la sensación caótica inicial. Pero, pone en evidencia que la persona está tironeada por dos subpersonalidades que lo arrastran para tomar el poder.

 

Al descubrir las dos partes se nota que, por momentos la persona siente y piensa con una parte, y después termina actuando con la otra parte. 

 

          En el primer paso le facilitas al consultante que pueda pasar del caos a estar frente a dos puertas. Ellas son la clave para luego, pasar a la siguiente etapa. 

 

 

 El objetivo del Coaching con Pensamiento Reversible es llevar al colaborador a vivir sus polaridades con fluidez: siempre percibirá dos opciones, pero tendrá una puerta cómoda que te lleva de uno a otro. Una puerta vaivén.

 

 

El Coaching con Pensamiento Reversible tiene ocho principios

 

1. Todo conflicto refleja una polaridad interna de la persona

REINTEGRAR: Hay que buscar dentro de la persona las partes en conflicto, reintegranddo los problemas.

 

2. En cada conflicto la persona está escindida en dos partes

CHOQUE DE POLOS: Todo conflicto es un choque interno, una parte que se ha dejado afuera en algún momento, pero que, como es parte de la realidad, hace fuerza para entrar.

 

3. Cada parte tiene un propósito desconocido para el consultante

INTENCIÓN POSITIVA: La intención positiva es un propósito útil y muy valioso que se encuentra en cada parte. Una función muy importante a descubrir, que le hemos “encargado” a esa parte. 

 

4. Las intenciones positivas de las partes se encuentran en las cualidades y no necesariamente en los comportamientos

CUALIDADES: A veces las partes aparecen como síntomas: ya sean en forma de  comportamiento, de sentimiento, de pensamiento o de sensación física. Iremos en busca de la cualidad que está dentro de esa manifestación.

 

5. Entre una parte y su polo opuesto hay varios grados de posibilidades que la persona, en principio, no distingue.

GRADOS: Las personas no encuentran otros modos de actuar frente a la realidad porque no distinguen más posibilidades de acción. Esas opciones pueden ser evidentes para alguien que no está polarizado en ese tema.

 

6. La aceptación de las partes opuestas, con sus talentos y defectos, es imprescindible para encontrar los grados intermedios.

ACEPTACIÓN: Para acceder a esos grados será necesario conocer y aceptar cada parte con lo valioso que trae para la persona.

 

7. La aceptación y aprovechamiento de las cualidades de las partes es un proceso y es progresivo.

INTEGRACIÓN: La integración de la partes se realiza paso a paso, a medida que se va descubriendo el potencial de cada parte. 

 

8. El proceso de conocimiento y aceptación de las partes se produce por medio del símbolo y su transformación.

SIMBOLIZACIÓN: La generación de nuevas metáforas abre la posibilidad de nuevas vías de acción, hasta entonces desconocidas por el consultante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

Coaching con
FÁBULAS DE CONVIVENCIA

Curso on line

Coaching con
FÁBULAS DE CONVIVENCIA

Curso presencial

Volver a la página

CAPACITACIÓN A TRAVÉS DE JUEGOS

PIDE DEMOS
GRATIS

de nuestros
Manuales
Entra aquí para
comprar

Todos nuestros productos

Contáctenos

OTRAS METODOLOGÍAS NO CONVENCIONALES PARA CAPACITAR:

JUEGOS REALIZADOS
FORMATOS Y JUEGOS PARA TV