CAPACITACIÓN EN EMPRESAS A TRAVÉS DE JUEGOS


COACHING para empresas o
Coaching de vida
Presencial y on-line

Consulta costos

NIVELES DE IDENTIDAD
No se puede resolver un problema
en el mismo nivel de pensamiento que lo creó

Einstein

¿QUÉ SON LOS NIVELES DE IDENTIDAD?

Se trata de una jerarquía de niveles mentales que existen en los humanos. Robert Dilts identifica los niveles así (del más bajo al más alto):

  • ENTORNO o Ambiente: Elementos externos. ¿DÓNDE Y CUÁNDO?.
  • CONDUCTAS o Comportamientos: Lo que hago o he hecho. ¿QUÉ?.
  • CAPACIDADES: Estrategias, estados. ¿CÓMO?.
  • CREENCIAS: Valores y significados. ¿POR QUÉ?.
  • IDENTIDAD: Sentimiento de ser yo. ¿QUIÉN?.
  • ESPIRITUALIDAD: Lo que hay mas allá de mí como individuo: Creencias filosóficas, religiosas, etc. ¿QUIÉNES O QUÉ MÁS?

Tal jerarquía responde a las siguientes premisas:

· La función de cada nivel consiste en organizar la información del nivel inmediatamente inferior.
· Las reglas que rigen los cambios son distintas para cada uno de los niveles.
· Un cambio en un nivel superior afectara, casi con seguridad, los niveles inferiores.
· Un cambio en un nivel inferior no tiene porque afectar los niveles superiores.

Un ejemplo: una persona que se cuida físicamente, tendría los siguientes niveles:

  • Identidad: Soy saludable
  • Creencia: Si me mantengo sano, puedo hacer mejor mis actividades.
  • Capacidad: Sé como cuidarme.
  • Conducta: Hago ejercicio a diario.
  • Ambiente: El gimnasio, el aire libre.

Otro ejemplo: El caso de un vendedor:

  • Identidad: Soy un buen vendedor.
  • Creencia: En poco tiempo seré gerente de ventas.
  • Capacidad: Trabajo lo necesario para cumplir mis metas.
  • Conducta: Aplico las técnicas de persuasión que conozco.
  • Ambiente: Mi territorio de ventas.

Robert Dilts, inspirado en los "Niveles lógicos de Cambio" planteados por Gregory Bateson, propone una forma de encarar los cambios considerando en cuántos escalones este cambio puede producirse.

Para dar un ejemplo sencillo, supongamos que tenemos una casa pequeña para albergar la cantidad de personas que la habitan. Nuestro primer pensamiento es ampliarla u obtener otra casa. Pero estas alternativas nos resultan inviables por el momento, dado que no disponemos de los recursos económicos que nos permitirían llevar adelante ese proyecto. Podemos deprimirnos por el descubrimiento o, en su lugar, hacer uso de este modelo simplificador o reductor de complejidad: pensar en hacer cosas menos costosas, accesibles a nuestras posibilidades que nos permitirían optimizar el espacio disponible, calmar nuestra ansiedad y ayudarnos a mantener la motivación hasta que mejore nuestra situación.

Por ejemplo, podemos:

a) reubicar los muebles,
b) cambiarlos por otros más pequeños,
c) tirar papeles, dar ropa y utensilios que ya no se utilizan,
d) pintar la casa.

Estas acciones con las que modificamos el entorno, pueden mejorar sensiblemente nuestra situación anímica. Para llevar a cabo estos cambios no tenemos que tirar la casa abajo, endeudarnos hasta las manos o mudarnos a cualquier parte. Sólo modificamos el entorno. Cambiando el ENTORNO pueden producir cambios también otros escalones. Por ejemplo, las modificaciones en el entorno pueden necesitar que adquiramos habilidades como las de seleccionar y clasificar ropas y muebles para vender o dar. Pintar la casa puede requerir averiguaciones acerca de precios, calidades de pinturas, formas de preparar las paredes para que queden bien pintadas, etc.

El resultado de estos cambios del entorno genera cambios en niveles superiores: CONDUCTA y HABILIDADES nuevas que pueden movilizar nuevas emociones y, ¿por qué no? flexibilizar ciertas creencias o ponernos en contacto con nuestros valores (¿qué es importante para nosotros?), cosa que percibiremos sensorialmente y no como una mera abstracción.

Ahora voy a pasar el ejemplo a términos psicológicos. Cuando una persona siente "que algo no anda bien", que algo está pasando en su vida, puede que comience un proceso de cambio. La mayoría de las personas suponen que un cambio hará que ellos sean otros, que tengan que cambiar tanto que serán como "una casa nueva".

- En general se supone que toda la IDENTIDAD está en peligro y tendrá que "ser otra persona".
- Otra alternativa es que piense que debe revisar toda la estructura de sus CREENCIAS para poder hacer algo con sus problemas.
- Sin embargo, se puede identificar qué nivel está más perturbado y se pueden hacer cambios en el ENTORNO, cambiar CONDUCTAS o adquirir alguna nueva HABILIDAD. Muchas veces las personas hacen esto en forma espontánea y, por ejemplo, se anotan en un curso de computación o de inglés. Lo que muchas personas no saben es que así como se entrenan las habilidades deportivas o lingüísticas, también es posible aprender nuevas habilidades sociales. Éstas pueden favorecerle en las entrevistas cuando realiza una búsqueda de empleo, o en el vencimiento de su timidez para afrontar situaciones sociales.

Finalmente, este modelo puede ser muy útil en una organización para definir exactamente en qué nivel hay que producir un cambio. Creo que con cierta uniformidad hoy día sólo se entrenan algunas capacidades supuestamente útiles para mejorar un contexto empresarial. Creo que a veces se obra con ligereza si no se hace un diagnóstico adecuado. No siempre los cursos de capacitación son la única herramienta o el nivel más pertinente para producir los cambios que se desean, pues los problemas pueden estar en las Creencias y valores de niveles superiores, o aún en la "Identidad" empresaria en cuestión.

Incluir un nivel supraindividual nos permite identificar con más claridad con qué dificultades adicionales podemos encontrarnos. Un ejemplo, conocido y bastante cercano, es el que se da cuando una mujer no musulmana se casa con un musulmán al que conoció en su país. Cuando van de visita al país de origen de su marido, no es infrecuente que el miembro masculino de la pareja adopte comportamientos desconocidos para la desprevenida mujer, que puede encontrarse en una situación muy difícil en la que corre el riesgo, incluso, de perder la tenencia de sus hijos. Se han conocido varios casos, uno de ellos en nuestro país; otros incluso han sido llevados al cine. En casos como éstos, los cambios que podemos realizar ofrecen dificultades cuya solución no depende sólo de nosotros, al menos en el corto plazo, sino que requieren otras operatorias de negociación

IDENTIFICAR EL NIVEL DEL PROBLEMA

Otro aspecto interesante del modelo de Dilts es que permite ir revisando los distintos niveles señalados, explorarlos de modo de distinguir cuál es aquel nivel sobre el cual trabajar para eliminar barreras de aprendizaje.

Un niño puede tener problemas para deletrear, puede que el problema no se encuentre a nivel de las capacidades sino en el nivel de las creencias. Por ejemplo, puede creer que si aprende a deletrear va a ser una persona que él no desea ser. Identificar el nivel relevante permitirá actuar sobre la verdadera razón del problema, por lo cual, en este caso, habrá que operar sobre sus creencias. De lo contrario, si lo presionamos a dedicar más tiempo a deletrear, lo más probable es que aumente su frustración.

En el aprendizaje conviene trabajar en el nivel más alto posible. Por ejemplo, el niño no dice "voy a actuar de papá", sino que se identifica expresando: "seré el papá". Este proceso de identificación facilita notablemente el aprendizaje por cuanto la receptividad está plenamente abierta y todo lo nuevo es como un módulo adicional. Al hablarle al "papá" se le está reconociendo ese "rol" al niño y se pueden integrar muchos modelos cualitativamente valiosos para su desarrollo y su conocimiento específico.

Para Robert Dilts un problema de relaciones interpersonales no puede solucionarse en el mismo nivel de pensamiento que lo ha creado. Si, por ejemplo, estamos enfrentados en el nivel "identidad" nunca avanzaremos mientras nos cerremos en una discusión de personalidades. Debemos pasar a otro nivel para solucionar y armonizar la relación. Cuando estamos bloqueados o confusos debemos identificar en qué nivel se encuentra el problema y trabajar en su solución, en búsqueda de la correcta comunicación.

Este artículo está basado en la Enciclopedia de PNL de Dilts y en nuestras propias experiencias de Capacitación y Coaching

 


Entra aquí para
comprar
Todos nuestros productos
manuales


PIDE DEMOS GRATIS

de nuestros Manuales



Otras metodologías
no convencionales
para capacitar
:

Pitágoras en Ecuador

www.coachingteamecuador.com.ec/

fabian.ramos@coachingteamecuador.com.ec

Pitágoras en Brasil

www.pitagorasdobrasil.com.br/

kleber@pitagorasdobrasil.com.br

Pitágoras en México
mexico

www.capacitacionyjuegos.com.mx

pedroalvarado@capacitacionyjuegos.com.mx

Pitágoras en España

montse.falques@omecoaching.cat

www.omeespais.com

Pitágoras en USA

www.crearoportunidades.com

fliaaller@yahoo.com.ar

Pitágoras en Chile


www.zurucomunicaciones.cl

belen@zurucomunicaciones.cl

Pitágoras en Bolivia


www.hg.com.bo

lgabriel@entelnet.bo

Pitágoras en Paraguay

www.guillermoscappini.com

guillermo@gs.com.py

Pitágoras en Colombia

Pitagoras en Uruguay

mjacquehernandez@gmail.com


Pitágoras en Venezuela

www.capacitacionconjuegos.com.ve

strategia@capacitacionconjuegos.com.ve

Nuestros manuales

Para ver o comprar entra
Aquí